El flamenco y la arquitectura como máquinas de vivir


Acudimos a la exposición gratuita dedicada a la arquitectura y urbanismo del flamenco desde el siglo XX a la actualidad en La Virreina.




El título de la muestra Máquinas de vivir. Flamenco y arquitectura de la ocupación y desocupación de espacios se inspira en un comentario de Federico García Lorca a Manuel de Falla y que aparece en Arquitectura del Cante Jondo (1932), describiendo el poeta al escuchar un cante antiguo del interior de la casa “una habitación blanca, aséptica, sin ningún cuadro, como una máquina de vivir del arquitecto Corbusier”.


Sólo con esta introducción y de la mano de nuestro poeta favorito, nos sumergimos en una exposición que nos enamoró desde el primer momento. Una gran cantidad de formas artísticas como las imágenes, libros, audiovisuales, pinturas y objetos tan singulares como cintas de casete, ilustran como el flamenco converge y adorna la arquitectura urbana de las ciudades.


Barrios como Bellvitge son escenario de algunas de las imágenes más espectaculares de la muestra, donde podemos apreciar la particular arquitectura de los bloques de pisos de gran altura a modo de dominó, las más singulares imágenes de príncipes gitanos y grandes cantaores de flamenco de todos los tiempos. La vestimenta, la mirada altiva y serena, además de la gran expresividad de su figura son algunos de los rasgos que transmiten fuerza y carácter a toda una muestra de lo más original.


La cultura del flamenco, su arquitectura en los espacios ocupados como desocupados forman una gran variedad artística que La Virreina ha sabido converger elegantemente y que se convierten en una exposición de lo más interesante. Sin duda, nos hubiese encantado conocer más detalles de la misma y volveremos para conocer mejor esta máquina de vivir en la que para Lorca y Falla las guitarras se convierten en “caja litúrgica, la guitarra que sale por las noches cuando nadie la ve y se convierte en agua del manantial”, donde la música va más allá del oído y se nos impregna directamente en el alma.


Máquinas de vivir. Flamenco y arquitectura en la ocupación y desocupación de espacios. Hasta el 20 de mayo de 2018. Comisarios: Pedro G. Romero, María García Ruiz y Valentín Roma. La Virreina, Centre de la Imatge. La Rambla, 99. De Martes a domingo y festivos, de 12 a 20h. Entrada gratuita. 













Recomendado


Mercat de Nadal del Llibre 2018

Una cierta oscuridad

Photogenic festival en Las Arenas