Retrospectiva de Lita Cabellut


Acudimos fascinadas a la sobresaliente exposición de la artista en el Espais Volart de la Fundació Vila Casas.



Bien poco conocíamos de la artista antes de llegar a la exposición y sus obras de arte nos enamoraron por sí solas. La artista de origen gitano que creció en Barcelona y vive desde los 19 años en los Países Bajos, nos deleita con pintura, fotografía y escultura a lo largo de toda la muestra.


Nada más llegar nos sorprende una frase de Cabellut impresa en la pared en la que podemos leer “El negro es el contraste entre la vida y la muerte. ¿Cómo te lo explicaría? El negro es el pincel de mi alma”. Los retratos de gran formato que nos rodean por toda la exposición en su primera sala nos hacen patente esta realidad, ya que la artista parece tener predilección por los fondos en negro y rojo, colores con mucha denotación y carácter, que le dan a sus obras una firma singular.


Estos retratos, cercanos a la fotografía, con un hiperrealismo sorprendente, muestran grandes trazas de artista plástica, sobre todo con esa ruptura de la pintura simulada sobre la tela, como si la obra se estuviese descomponiendo. En base a eso presenta una serie de cuadros titulada como Disturbance, la cual nos muestra la contraposición entre la persona vestida y su alma desnuda, pero más allá de la carne, sino llegando a su mirada interior (algo que muchos otros pintores no han logrado conseguir).


Nos enamoran obras como la escultura de flores de tela con manchas de pintura, colocadas dentro de un cilindro transparente que en su base reza en inglés: “¿Es posible robar los colores del alma y conservarlos para siempre?”. Junto a otras fotografías de flores pintadas con fondos negros de la serie Tempus (2015).


Cuando bajamos a la sala inferior nos encontramos con grandes cuadros dedicados a algunas de las figuras más importantes de nuestra historia y que dejaron grande huella en Lita Cabellut. Un gitano, como Camarón, Frida, Coco Chanel y tres de los personajes más importantes de la obra magna de nuestra literatura, El Quijote: Sancho Panza, Dulcinea y el mismo protagonista.


Otras de las obras que no van a dejarte indiferente si visitas la exposición serán aquellas en las que la artista se cuestiona algunos de los pilares más importantes de nuestra sociedad, así como expone el dolor del alma de las mujeres maltratadas o de los artistas después de un espectáculo. La verdad, la inteligencia y el derecho son valores presentes literalmente en su obra, pero también de forma subversiva en unos cuadros, unas fotografías y unas esculturas dignas de ser admiradas.


No te pierdas una exposición que merece la pena visitar. Lita Cabellut “Retrospective”. Del 5 de octubre del 2017 al 27 de mayo del 2018 en el Espais Volart de la Fundació Vila Casas. De lunes a sábado de 11 a 14 y de 17 a 20:30.


Imágenes cedidas por Aida Moscoso vía Espais Volart (Fundació Vila Casas). 










Recomendado


Una ventana a la memoria colectiva

Descubriendo los reyes de Egipto

Ni aquí ni en ningún lugar