Un epílogo de Miserachs en La Pedrera


Visitamos una exposición que reúne algunas de las mejores imágenes del fotógrafo catalán en el emblemático edificio de Gaudí.




Fue cuando visitamos la muestra sobre las fotografías de Xavier Miserachs en el MACBA hace algunos años, que caímos rendidas a los pies de uno de los mejores cazadores de imágenes que ha tenido nuestro país. Conscientes de la magnanimidad de sus fotografías, en la sala de exposiciones de La Pedrera no han querido dejar de albergar lo que ellos han llamado Epílogo imprevisto, una exposición que muestra un recorrido por la evolución de su trabajo, así como por los momentos que tuvo ocasión de retratar, tanto en el ámbito personal como en el del fotoperiodismo, aquella que fue su profesión y vocación.


Las imágenes en blanco y negro, en su mayoría durante la muestra, transmiten la rabiosa actualidad de unos tiempos llenos de cambios, de momentos tan distantes y símiles a los nuestros, con las cuales nos fascinamos, admiramos, pero también empatizamos. Retratos, fotografías de moda o de actualidad, escenas del día a día de ciudades como Barcelona y del extranjero, las cuales se muestran como paisajes atemporales, adornados con la unicidad del tiempo en el que fueron tomadas.


Aquellas en color nos acercan a una realidad más próxima, así como las imágenes de personajes famosos que Xavier Miserachs tuvo el placer de conocer y fotografiar. Sin duda, un fotógrafo al que es un placer escuchar, como en uno de los audiovisuales que puedes visionar durante la visita que muestra algunas entrevistas que realizó para la televisión. Nos quedamos con una de sus frases con referencia a la moda, que podrás también leer en una de las paredes de la muestra, que dice así: “Me divierte la moda en la calle, a pesar del imperio del mal gusto que suele dominar en ella, y espío descaradamente las indumentarias de amigos y conocidos en los actos sociales a los que acudo, en busca de señales y datos que suministren pistas sobre la personalidad de quienes las lucen. Excepto para la gente cuyo trabajo obliga al uniforme profesional, vestirse cada mañana de pies a cabeza es uno de los actos más libres y voluntarios de la jornada que nos depara.”


Por reflexiones como esta e imágenes sublimes os recomendamos una exposición que merece ser admirada y un fotógrafo que merece mayor reconocimiento por dejarnos instantáneas únicas, que nunca pasarán de moda.


Xavier Miserachs. Epílogo imprevisto. Hasta el 15 de julio de 2018. Sala de exposiciones de La Pedrera. Paseo de Gracia, 92. Entrada: 5 euros / reducida 3 euros. 


Imágenes cedidas por Fundació Catalunya - La Pedrera. 











Recomendado


Mercat de Nadal del Llibre 2018

Una cierta oscuridad

Photogenic festival en Las Arenas