La extraordinaria belleza de La Casa-Museu Amatller


Con la Ruta del Modernisme pudimos gozar de una brillante visita guiada de una de las casas de “la manzana de la discordia” en el Paseo de Gracia.




Durante años, por no decir toda la vida, hemos admirado las casas modernistas que se encuentran en el corazón de Barcelona. Tres son las que se encuentran en una misma manzana, en el Paseo de Gracia entre la calle Aragón y Consejo de Ciento. La primera en ser remodelada por uno de los arquitectos en boga de la época fue la que recibió el nombre de Casa Amatller, en honor al apellido de su propietario, y construida por Puig y Cadafalch, profesor de los constructores de las otras dos casas de “la manzana de la discordia”: Domènech i Muntaner con la Casa Lleó i Morera y Antoni Gaudí con la Casa Batlló.


Por ser la primera en adaptar el estilo art nouveau y albergar una cafetería con tienda de chocolates, que nos chifla, para que nos vamos a engañar, fue nuestra elegida para hacer la visita guiada, aprovechando las fantásticas ofertas que la Ruta del Modernismo ofrece cada verano. La casa no decepciona. Se mantienen todavía la decoración y los muebles originales en casi todas las estancias. Podemos ver la influencia del arte medieval y el trabajo de los artistas más importantes del momento, en cuanto al diseño de muebles, esculturas, pinturas, decoración y arquitectura, todo bajo la supervisión e ideario del arquitecto Josep Puig i Cadafalch. 


Además, Antoni Amatller, hizo crecer el negocio familiar de chocolates. Fue un apasionado de la fotografía y la iconografía es sutil y elegante en su hogar, haciendo honor a sus aficiones, como captar imágenes, viajar por el mundo por placer (y ser uno de los primeros en hacerlo junto a su única hija, quien no tuvo descendencia), las artes y la colección de cristalería, cuyas piezas se conservan parcialmente en la Casa-Museo Casa Amatller.


Nosotras salimos enamoradas de una de las casas ejemplo de art nouveau más bellas que hemos visto hasta la actualidad. La visita nos permitió conocer muchos e interesantes detalles, que sin duda queremos seguir explorando, puesto que nos parece un arte fascinante. Aunque cabe destacar que una de las habitaciones muestra también el estilo Art Deco, de los años 30, que contrasta con el resto de la decoración y nos muestra el cambio de estilos y la hermosura sublime de ambos movimientos artísticos.


Tampoco pudimos resistirnos a probar un bombón de chocolate con leche, almendras y una pizca de sal, ni a adquirir las icónicas cajas decoradas algunas por el artista Mucha, que tanto nos gusta. Sin duda, una experiencia que deseamos volver a repetir.


Casa Museo Amatller. Paseo de Gracia, 41. Visitas de lunes a domingo, consultar horarios, precios e idiomas. De 10 a 18h. 















Recomendado


Mercat de Nadal del Llibre 2018

Una cierta oscuridad

Photogenic festival en Las Arenas