Plom Gallery, donde el arte también es cosa de niños


Visitamos la tienda y galería situada en el barrio de Gràcia de Barcelona para conocer mejor un espacio y un concepto de lo más interesantes.




Somos amantes del arte, de eso creemos que ya no cabe duda. Sin embargo, gracias a Plom Gallery hemos tomado conciencia de lo importante que es aprender a mirarlo y mientras antes, mejor. Por eso, esta tienda y galería situada en la calle Séneca 31 nos invita a ver las obras desde un punto de vista diferente.


Cuántas veces has estado estrujándote el cerebro pensando en un regalo original para una pareja que acaba de tener un bebé o para tu sobrino y has terminado comprando algo convencional, que no sólo terminará apartado en un cajón a los dos días, sino que tampoco tiene nada personal que realmente te represente.


Por eso, regalar alguna de las piezas que puedes encontrar en Plom Gallery puede llegar a ser una idea excelente. Imagina un cuadro de colores pasteles, animales fantásticos o no tanto, figuras geométricas flotantes o pintados con rotuladores con un aire muy graffitero, algo sumamente actual y moderno, pero en el cuarto de los niños. Tu regalo será único y puede que incluso llegues a despertar en el niño o la niña un interés por el arte, prendiendo una mecha que quizás no hubiese sido sino encendida.


Nada más llegar nos sorprende la luminosidad de la tienda y galería. Normalmente el escaparate está pintado por alguno de los artistas que expone, pero durante las navidades son los dibujos hechos por los niños los protagonistas del cristal. Nos enamoran especialmente los cuadros de PABS, Pablo Fernández del Castillo, artista mejicano afincado en Barcelona. 


No podemos dejar de meter la cabeza por la puertecilla que nos conduce al rincón de los niños, donde los más pequeños pueden desatar al artista que llevan dentro, mientras los padres descubren las obras, juegos y complementos que se venden en la tienda. Padres, tíos o amigos interesados en el arte contemporáneo que lo ven como un regalo perfecto, pero también como una inversión de futuro en la educación artística de los más pequeños, estimulando su sensibilidad artística y sus ganas de imaginar un mundo nuevo a través de estas obras, ya bien sea creando las suyas propias o disfrutando de aquellas colgadas en la pared (con su divertido certificado de autenticidad incluido).


No te pierdas las sudaderas, camisetas y libretas que forman parte de la colección de tela limitada del artista Karsunke, los talleres que celebran mensualmente los sábados, ni las pop up stores de la marca en festivales como el Primavera Sound, Palo Alto y sus eventos en las redes, porque el arte debe estar siempre al alcance de todos y, en un mundo tan sobresaturado de información para los más pequeños, por qué no ayudarles a tener una visión diferente a través de obras contemporáneas. Un regalo único, lleno de gran valor en cuanto a sentimientos y emociones y, además, para toda la vida.


Plom Gallery. Calle Séneca 31, Barcelona.  









Recomendado


Una ventana a la memoria colectiva

Descubriendo los reyes de Egipto

Ni aquí ni en ningún lugar